Política de cookies

Este sitio emplea cookies para prestar sus servicios, para personalizar anuncios y para analizar el tráfico. Google recibe información sobre tu uso de este sitio web. Si utilizas este sitio web, se sobreentiende que autorizas el uso de cookies.

Entendido. Estoy de
acuerdo.



lunes, mayo 02, 2011

SOLOMILLOS DE POLLO ASADOS EN MICROONDAS, CON TOMATE FRITO Y ARROZ HERVIDO.











INGREDIENTES: UNA LATA DE TOMATE FRITO, UNA RACIÓN PARA UNA PERSONA DE ARROZ HERVIDO. (AMBOS INGREDIENTES SE PUEDEN ADQUIRIR Y UTILIZAR YA PREPARADOS DESDE EL MERCADO ), MEDIO KILO DE SOLOMILLOS DE POLLO. El zumo de un limón, aceite, pimienta negra molida, tomillo molido.

FORMA DE HACERLO: En un recipiente apto para microondas, a ser posible tipo asadora carmela de plástico, con estrías en el fondo, colocamos el medio kilo de solomillos de pollo, al que echamos el zumo de un limón, después le echamos un chorro de aceite, luego les espolvoreamos de pimienta negra molida, y de tomillo molido. Metemos en el microondas durante unos 6 minutos. Sacamos. Ponemos en el fondo de un plato, la ración de arroz precocinado hervido, encima echamos la mitad de los solomillos de pollo ya asados en el microondas, procurando no echarles la salsa que queda en el asador, es decir, colocamos encima de la cama de arroz hervido, los solomillos de pollo asados. Encima les echamos un bote individual de tomate frito. Metemos en el microondas el plato con todo, durante unos dos minutos.

Disfrutaremos de una sabrosa comida sana, saludable y exquisita. Y además, nos sobrará otra ración de solomillos de pollo, asados con su salsa, que podremos congelar para utilizar otro día, o comer al día siguiente, de la misma forma, o tan sólo con su propia salsa, una vez calentados.

2 comentarios:

tremendita dijo...

Buena receta , si señor, y de tiempo...na de na , me gusta y me quedo como seguidora a ver is me desestreso.

tremendita-tremendita.blogspot.com

Saludos

Jack Blake dijo...

Hola Tremendita, gracias por tu comentario. Mi humilde receta, como el resto que tengo en el blog, solo sirve para paliar la falta de tiempo de un amo de casa.
Probablemente la diferencia entre amo y ama, de casa, sea esa que los primeros dedicamos el mínimo tiempo de nuestra vida a la cocina, convirtiendola en cocina de supervivencia, aunque sea sana, mientras las segundas, son capaces de dejarse la vida cocinando. Teniendo en cuenta, que mientras hacemos algo que nos ocupa tiempo, dejamos de hacer otras cosas, para mi, prefiero dedicar sólamente el imprescindible al arte de cocinar, para dedicarlo a otros menesteres que benefician también, o, en mayor medida tanto al cuerpo, como a la mente. Y, en caso de duda, es mejor estar ocioso voluntariamente, que no, estresado por el trabajo. Porque cualquier trabajo estresante, aun cuando sea nuestro hoby, se podría convertir en nuestro peor enemigo. Nuestras arterias, no nos lo perdonarán, a la larga, si es que antes, no la espichamos a la corta. Un saludo.