Política de cookies

Este sitio emplea cookies para prestar sus servicios, para personalizar anuncios y para analizar el tráfico. Google recibe información sobre tu uso de este sitio web. Si utilizas este sitio web, se sobreentiende que autorizas el uso de cookies.

Entendido. Estoy de
acuerdo.



domingo, enero 03, 2010

REMEDIO INFALIBLE Y RÁPIDO CONTRA EL DOLOR DE GARGANTA Y CONSTIPADOS.


INGREDIENTES: Una cebolla gorda, partida en rodajas. Miel. Otro cebolla gorda, de la que vamos sacando trozos para meter en la boca a modo de caramelo.


FORMA DE HACER EL MEJUNJE Y EL TRATAMIENTO, CONTRA EL DOLOR DE GARGANTA Y CONSTIPADOS:

Preparación del jarabe de cebolla: Se colocan las rodajas de una cebolla gorda extendidas sobre un plato cóncavo. Se les va echando miel por encima a las rodajas de cebolla con bastante generosidad, pues la miel junto con el jugo que suelta la cebolla serán los componentes del jarabe.

Se cubre el plato con papel de aluminio para que no caigan insectos o mosquitos. Cuando haya pasado una media hora, veremos que en el fondo del plato se deposita el jarabe de cebolla. Lo echamos conforme los vayamos a tomar en un vasito, un par de dedos de jarabe y se bebe. Luego cogemos un trozo de la misma cebolla que tenemos en el plato y nos lo echamos a la boca, teniéndolo en ella como si fuera un caramelo, lo chupamos, le apretamos ligeramente con los dientes para que suelte su jugo. Incluso, aunque no es conveniente por que podríamos ahogarnos con un trozo, no obstante si la rodaja de cebolla es suficientemente grande como para que no se nos cuele por la garganta, podríamos dormir con una rodaja de una sola pieza entre la dentadura. Cuando despertemos notaremos que el dolor de garganta o la congestión de las fosas nasales o los senos, se ha evaporado con los efectos balsámicos y antibacterianos de la cebolla.

En todo caso, en menos de media hora notaremos que la garganta deja de dolernos y se suaviza, desapareciendo rápidamente la irritación que teníamos y con ella desaparecerá también el constipado.

1 comentario:

Jack Blake dijo...

De remedio infalible, nada de nada. Al contrario, de un constipado del que pasé quince días en que casi no podía hablar, he terminado por reengancharme en otro constipado sin tregua apenas. La cebolla estará muy buena en la cocina, pero pal constipado deja mucho que desear.